Recogida de residuos biosanitarios

residuos biosanitarios

Recogida de residuos biosanitarios

La recogida de residuos biosanitarios supone una tarea, al igual que la retirada de alimentos caducados, de la que se encargan empresas que tratan habitualmente estos productos.

Los residuos biosanitarios se producen específicamente en las actividades sanitarias de hospitales o laboratorios y resultan potencialmente infecciosos.

Por este motivo, tanto la retirada de alimentos caducados, recogida de animales muertos en una clínica veterinaria como la recogida de residuos biosanitarios constituyen procesos complejos que no pueden abordarse únicamente con las infraestructuras del centro médico en concreto. Generalmente, la retirada de estos residuos se subcontrata a empresas externas que cumplen estrictas normas de calidad y fiabilidad.

Un gestor de residuos biosanitarios, alimentos y subproductos, ofrece una recogida selectiva de alimentos decomisados, alimentos caducados, subproductos de animales, productos alimenticios en mal estado y recogida de animales muertos. INSAdes como gestor de residuos ofrece soluciones a medida desde grandes distribuidores, carnicerías, panaderías, hostelería y a minoristas en general.

Por otro lado, los residuos biosanitarios se clasifican según diversas categorías. Los asimilables a urbanos (jeringuillas, materiales de un solo uso…) se eliminan sin excesivo riesgo, pero no pueden reciclarse. Sin embargo, los especiales manifiestan un riesgo de infección notable por su contacto, por ejemplo, con fluidos y sangre o por sus formas punzantes o cortantes. Además, también se generan en las actividades sanitarias residuos de tipo citostático y químico.

Para eliminar todos estos residuos, se siguen unos protocolos estrictos y regulares. Los materiales desechables se depositan en bolsas y contenedores (reutilizables o de un solo uso, en función del carácter del producto). La empresa procederá, con una periodicidad conocida de antemano, a retirar en sus medios de transporte estos contenedores, los cuales portarán las respectivas pegatinas identificadoras.

Posteriormente, los camiones trasladan los residuos biosanitarios a la planta de tratamiento de residuos donde se pesarán hasta que se alcance el volumen mínimo para su introducción en el autoclave. Tras un tiempo de refrigeración, en el autoclave se esterilizarán los desechos y se eliminarán los agentes nocivos. Tras el autoclavado, el residuo resultante se transporta a un vertedero controlado. Con la pulverización de los contenedores por parte de la empresa se reanuda este proceso indispensable para garantizar las condiciones de salubridad en centros sanitarios

Resumen
Fecha de revisión
Nombre artículo
Recogida de residuos biosanitarios
Clasificaciones del artículo
51star1star1star1star1star


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies